Muchos frailes y comunidades están comprometidos en lugares en los que la fe se expresa a través de peregrinaciones y devociones populares. Muchas de estas realidades nos recuerdan el lugar central de la predicación del Rosario y de los testimonios de santidad de nuestra tradición. ¿De qué manera el intercambio de experiencias y la reflexión común, pueden estimular la creatividad pastoral que no puede limitarse a un acompañamiento sacramental? ¿Cuál puede ser el aporte de la experiencia vivida por los frailes en numerosos santuarios a la reflexión teológica actual?

(Relatio de Statu Ordinis Trogir, n. 61)