Un eje de reflexión ha sido dedicado a las « Escuelas de predicación », que toman formas variadas en diversas provincias y en la familia dominicana. El contexto de una « nueva evangelización » llama la Orden a poner su tradición al servicio de la Iglesia y a tomar explicita y plenamente su lugar en la formación para el anuncio del Evangelio, al igual que en la reflexión sobre lo que significa y representa la toma de consciencia de la necesidad de renovar la evangelización. Es una responsabilidad de los Centros dedicados a ello, pero también de nuestras instituciones de enseñanza y de investigación.

(Relatio de Statu OrdinisTrogir, n. 62)