El Promotor de Justicia y Paz es nombrado por el Maestro de la Orden, previa consulta a los miembros de CIDALC. Durará en el cargo tres años, con posibilidad de ser nombrado por otros tres. Son funciones del Promotor de Justicia y Paz:

 

a) Colaborar con el Presidente y con los demás miembros del Equipo de CIDALC, en orden a la animación, organización y comunicación en las diversas zonas de CIDALC.

b) Formar equipo con los Promotores zonales de las otras ramas de la Familia Dominicana y establecer un programa operativo de trabajo común. Dicho programa, con la participación de los Promotores de cada Entidad, promoverá, coordinará y evaluará los variados compromisos de la Orden en América Latina y el Caribe en la prioridad de Justicia y Paz. Este programa tendrá en cuenta las directrices de los Capítulos de los frailes y de las Hermanas y de las Asambleas de CIDALC.

c) Organizar, al menos una vez en los tres años, en colaboración con las Promotorías de Justicia y Paz de la Familia Dominicana, algún proyecto concreto de formación, investigación, animación o acción en cada una de las Zonas de CIDALC, contando con la participación y colaboración de todas las Promotoras y los Promotores de Justicia y Paz de la Zona.

d) Promover en todas sus actividades el trabajo común entre frailes, monjas, hermanas, laicos y jóvenes dominicos en proyectos concretos por la justicia y la paz.

e) Tener contacto con los copromotores de Justicia y Paz de la Orden, responder a sus solicitudes de información, difundir las acciones y colaborar en las iniciativas que promuevan, y participar en los encuentros internacionales a los que convoquen.

f) Promover la utilización y colaborar en la actualización y mejoramiento de la sección de Justicia y Paz de la página web de CIDALC.

 
Estatutos CIDALC, num. 12