Fue ordenado sacerdote, en Guatemala, Fr. Néstor Alvarado López OP: El médico que respondió al llamado de ser fraile dominico

 

El pasado 13 de enero, a los 54 años de edad, fue ordenado sacerdote, en Guatemala, Fr. Néstor Emilio Alvarado López OP, de la Provincia de San Vicente Ferrer de Centroamérica, quien tras más de 20 años de ejercicio de la medicina sintió el llamado para ser fraile dominico.

Fr. Néstor, fue ordenado sacerdote en la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán-Basílica Menor Nuestra Señora del Rosario, en la ciudad de Guatemala de la Asunción (Guatemala).

Nació en la Ciudad de Guatemala (Guatemala), el 10 de marzo de 1963, siendo el tercero de cuatro hermanos.

Se recibió como médico y cirujano en la Universidad Francisco Marroquí el 3 de agosto de 1987. El 3 de mayo de 1997 recibió su Master en Oftalmología en la misma universidad.

Al terminar su Magister decidió trasladarse al departamento de Alta Verapaz, a la ciudad de Cobán, donde ejerció su profesión como oftalmólogo. Allí es donde conoció a los frailes dominicos, primero en su clínica particular y luego en el centro Akután. Los frailes le animaron a obtener su Licenciatura en Ciencias Religiosas, en la Universidad Rafael Landívar. Luego, junto con unos amigos que eran afines a la Orden y bajo la orientación de los frailes, inició el proceso para la fundación de la Fraternidad Laical San Vicente Ferrer donde hizo sus promesas simples. Allí continuó descubriendo la riqueza de la vida dominicana y, posteriormente pidió su ingreso como prenovicio a la Orden de Predicadores.

El noviciado lo realizó en el Convento de Agua Viva, en el Estado de Méjico donde hizo su primera profesión el 5 de agosto del 2013. Luego regresó a Centroamérica donde fue asignado a diferentes comunidades.

La profesión solemne tuvo lugar el 22 de mayo 2016 en la Basílica Menor Nuestra Señora del Rosario, templo de Santo Domingo de Guzmán en la ciudad de Guatemala. Fue ordenado diácono el 22 de julio del año 2017 en la Capilla del Monasterio de las Monjas Dominicas de Santa María de Guadalupe, en la ciudad de Managua, Nicaragua, de manos  de Monseñor Silvio José Báez Ortega O.C.D.

Actualmente presta su servicio desde la casa Fray Luis Beltrán en Chinandega, en Nicaragua.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *